LOCALES

PLANTA POTABILIZADORA DE AGUA

Municipio pagó otros $ 4,5 millones para el tramo final de la obra

El Ejecutivo riograndense remitió a la empresa constructora el pago de otro certificado de obra, en el tramo final de los trabajos. Hace seis meses que el Fideicomiso Austral no gira fondos al Municipio de Río Grande, que ya destinó más de 50 millones de pesos para que la obra no se paralice.

Las obras en la toma de agua forman parte del trabajo final del ambicioso proyecto.
Las obras en la toma de agua forman parte del trabajo final del ambicioso proyecto.

El Municipio de Río Grande transfirió otros 4,5 millones de pesos para garantizar la continuidad de la construcción de la nueva planta potabilizadora de la ciudad que ha entrado, en su parte civil, en el último tramo de los trabajos.

Con estos fondos transferidos, hasta el momento, el Ejecutivo ha destinado más de 50 millones de pesos de fondos propios para garantizar que no se suspendan los trabajos, tal cual lo viene realizando desde 2016 por decisión del intendente Gustavo Melella.

Mientras tanto, hace seis meses que el Fideicomiso Austral no restablece fondos a la ciudad, sin embargo “nuestra decisión fue avanzar y hacer el esfuerzo y así es que estamos terminando la obra con fondos propios”, ratificó Melella quien además contó que, en cuanto a la obra, la misma se encuentra en su tramo final, en su parte civil con “más de un 90 por ciento de avance”.

“Es una obra muy importante para Río Grande y el Municipio ha hecho mucho esfuerzo y lo sigue haciendo teniendo al día todos los pagos, tanto los certificados de obras como de red de terminaciones”, recordó el Mandatario local.

En este sentido aclaró que “luego de terminada la obra civil tenemos un tiempo necesario de puesta a punto, hay que probar todo el equipamiento, el proceso de potabilización, que lleva su tiempo también, porque buscamos la excelencia en la operatividad de la planta”.

La planta se compone de las instalaciones donde se va a realizar el proceso de potabilización además de una cisterna ya finalizada de 5 millones de litros, la más grande que hay en la ciudad casi triplicando la capacidad de las existentes. Cuenta con un sistema de cañerías subterráneas de grandes dimensiones de casi el doble de tamaño de las que tiene la planta actual y aportará el caudal necesario de agua potable para los próximos 30 años.

Compartí esta noticia