LOCALES

CRECE LA ASISTENCIA SOCIAL

Cubino: “Hay muchas más personas en situación de emergencia”

La Secretaria de Promoción Social del Municipio de Río Grande dio cuenta del intenso trabajo que realizan para asistir a miles de familias que atraviesan situaciones gravísimas por la falta de empleo. “El panorama es desolador porque no hay posibilidades de trabajo en este momento”, admitió Cubino.

Cubino contó que “son 4.500 al mes como mínimo los vecinos que requieren asistencia municipal”.
Cubino contó que “son 4.500 al mes como mínimo los vecinos que requieren asistencia municipal”.

La secretaria de Promoción Social del Municipio de Río Grande, Analía Cubino, se refirió a la compleja situación social que atraviesa la ciudad y que se ve reflejada en el notable incremento de solicitudes de asistencia que van desde subsidios para el pago de servicios y alquileres hasta módulos alimentarios.

En declaraciones a Radio Universidad, Cubino contó que “los números cada vez son más altos y ya se nos desactualizaron, porque estamos atendiendo más de 150 personas diariamente. Hay días en que llegamos a las 200 personas y hemos superado los 3.200 módulos alimentarios. En junio tuvimos que reforzar con 1.000 módulos más el programa alimentario municipal, que aumenta en sus valores nutricionales y en la cantidad de alimentos que entregamos, pero no alcanza para todas las familias”.

“Esto acompaña a las familias, pero para muchas es el único alimento al que pueden acceder, porque están muy imposibilitados de resolver la vida cotidiana, sin poder pagar el alquiler. Hemos tenido situaciones de desalojo o de amenazas de desalojo a familias que están con una angustia muy grande. Esto es por la imposibilidad económica de tener un ingreso, pero a su vez es muy grave el desgaste emocional y la erosión hacia adentro de las familias”, advirtió.

Asimismo, la funcionaria provincial contó que “las familias están volviendo a tener en su casa a los hijos, a los nietos, a los sobrinos, en condiciones incluso de hacinamiento. Esto tiene una complejidad cada vez más fuerte y la forma de asistencia ha cambiado, porque hay muchas más personas en emergencia. Administrativamente un trámite demoraba tres días, pero ahora en muchos casos hay que resolverlos durante la madrugada con herramientas distintas, por la emergencia”.

“Las familias están volviendo a tener en su casa a los hijos, a los nietos, a los sobrinos, en condiciones incluso de hacinamiento”

“A razón de 150 personas por día, son 4.500 al mes como mínimo los vecinos que requieren de la asistencia municipal”, contextualizó y además, dijo que “los domingos no hay atención en las oficinas, pero tenemos la guardia de 24 horas y ahí se ven casos con emergencias gravísimas”.

Recordó que “cuando yo asumí para continuar con la tarea que venía realizando Gabriela Castillo, teníamos una atención de 1.800 módulos. Esto va variando porque, más allá de la gente que está empadronada, hay meses donde hay refuerzos. Es grande el cambio y tiene que ver con los momentos que está viviendo la ciudad, porque la forma de gestionar no cambió”.

“Ninguna de las personas que estamos atendiendo tiene trabajo. Esta es una de las condiciones para recibir el módulo y acceder al programa alimentario. También generamos subsidios y ayudas económicas con una contraprestación de las personas, para casos de familias que tienen un ingreso mínimo, pero que tampoco alcanza. El INDEC ha hecho la encuesta permanente de hogares y manifiesta que la canasta básica familiar ya está en más de 18.000 pesos. Hay mucha gente que quizás tiene trabajo, pero cobra 12 mil o 15 mil pesos, y no llegan”, graficó.

Finalmente, Analía Cubino resaltó que “claramente es muy difícil la situación y todas las semanas se siguen suspendiendo trabajadores, reduciendo jornadas y esto lo vemos también con el área de Producción, que trata de encontrar la posibilidad de que tengan formación inmediata, que se contacten con las empresas, pero el panorama es desolador porque no hay posibilidades de trabajo en este momento”.

Compartí esta noticia



MÁS DE LOCALES