miércoles 26 de febrero de 2020 - Edición Nº1920

Política | 10 dic 2019

HISTÓRICA JORNADA

Asumió Alberto Fernández la presidencia argentina

Juró su cargo ante la Asamblea Legislativa, junto a la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner. Brindó un extenso discurso conciliador, pero con tramos muy críticos respecto de la herencia del macrismo.


Por:
De nuestra redacción

El presidente Alberto Fernández asumió su cargo ante la Asamblea Legislativa y brindó un discurso inaugural, de tono conciliador, pero con un duro diagnóstico sobre la herencia que recibe de Mauricio Macri.

Fernández salió de su casa de Puerto Madero pasadas las 11.40, manejando su propio auto. Cristina Fernández de Kirchner hizo lo mismo desde su departamento en Constitución unos minutos antes. En el Congreso los esperaban Mauricio Macri y Gabriela Michettti. A las 11.49 comenzó la cadena nacional para transmitir la jura.

 

 

Después de prestar juramento, Alberto arrancó su discurso en el que explicó los principales ejes de su programa de gobierno. Luego partirá a la Casa Rosada y por la tarde tomará juramento a su nuevo gabinete.

Tras formular su primer discurso como presidente ante la Asamblea Legislativa, Alberto Fernández se trasladará a la Casa Rosada para recibir a las delegaciones extranjeras, tras lo cual tomará juramento en horas por la tarde a los ministros de su gabinete nacional en el Salón Blanco.

Desde las 14 habrá un festival en la Plaza de Mayo donde se llevarán a cabo varios shows musicales. Cerca de las 19, Fernández y Fernández de Kirchner hablarán ante la multitud que se espera en la plaza.

 

Aprontes de gestión

 

Respecto de la deuda, Fernández resaltó que la Argentina tiene la “voluntad de pagar, pero carece de capacidad para hacerlo. No hay pago de deuda que se pueda sostener si el país no crece”.

El mandatario anunció que impulsará “un conjunto de proyectos de ley que consagran reforma integral del sistema de Justicia” y que dispondrá la intervención de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI): “Nunca más a una Justicia contaminada por servicios de inteligencia, por operadores judiciales, procesamientos oscuros y linchamientos mediáticos”, aseguró.

Fernández hizo un llamado a la unidad nacional y pidió “superar el muro del rencor y del odio” al tiempo que afirmó que “vengo a convocar a la unidad de toda la Argentina en pos de la construcción de un nuevo contrato social que sea fraterno y solidario”.

Además, reiteró que el plan de lucha contra el hambre será el eje prioritario de su gobierno y anunció que lanzará “un sistema masivo de créditos no bancarios a tasas de interés bajas. Por eso, la primera reunión de nuestro gobierno va a ser un encuentro de trabajo sobre el Plan Integral Argentina contra el hambre. Allí comenzaremos la acción que ponga fin a este presente penoso”.

 

 

Ratificó que convocará a gremios, empresarios, representantes del campo y diversos sectores para lograr “un conjunto de acuerdos básicos de solidaridad en la emergencia” y prometió “impulsar medidas económicas y sociales de distinta naturaleza que comiencen a revertir el rumbo estructural de atraso social y productivo- Necesitamos salir de la lógica de más ajuste y más deuda”.

Cuestionó con dureza la gestión de Cambiemos e hizo un duro diagnóstico sobre la herencia económica que recibe: “Hemos llegado a esta situación porque se han aplicado muy malas políticas económicas”.

Además, el mandatario advirtió que el gobierno de Macri “ha dejado el país en una situación de virtual default” y señaló que intentará tener una buena relación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), pero resaltó que “no hay pagos de deuda que se puedan sostener si el país no crece” y cerró el tema, contundente: “El país tiene voluntad de pagar, pero carece de capacidad para hacerlo”.

Luego, ratificó ante los presentes que no le dará tratamiento parlamentario al proyecto de presupuesto remitido por el macrismo “porque sus números no reflejan los compromisos que se han asumido”.

 

 

Fernández consideró que “sin Justicia independiente no hay democracia” y ante la atenta mirada del presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, dijo que hubo “persecuciones indebidas y prisiones arbitrarias” durante los últimos años.

En ese marco, anticipó que enviará un proyecto al Congreso para reformar de manera integral de la Justicia federal. También derogará el decreto 656, firmado por Mauricio Macri en 2016, que dispone que el presupuesto de la AFI es secreto: “Esos fondos serán para financiar el plan del hambre”.

El presidente afirmó que se crearán “capitales alternativas en las provincias para que esos lugares puedan hacerse carne en las decisiones de la política”, a fin de “garantizar el verdadero federalismo y una estructura de calidad y sustentable”.

Por último, Alberto Fernández aseveró: “Insistiremos en nuestro reclamo por la soberanía de las islas Malvinas. Lo haremos sabiendo que nos acompañan los países de América Latina. La única vía es la paz y la diplomacia. No hay más lugares para colonialismos en el siglo XXI”.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
NOTICIAS RELACIONADAS
MÁS NOTICIAS