martes 21 de enero de 2020 - Edición Nº1884

Política | 5 dic 2019

DURANTE 40 MINUTOS

Macri cerró su gestión con mensaje en cadena nacional

El mandatario nacional habló a los argentinos y repasó los aspectos salientes de su gestión. “El próximo gobierno va a poder apoyarse en muchas de nuestras reformas para iniciar un período de crecimiento”, aseveró Macri.


Por:
De nuestra redacción

En la primera cadena nacional de su mandato y a solo cinco días del traspaso de poder, el presidente Mauricio Macri realizó este jueves una “rendición de cuentas” de su paso por la Casa Rosada, reconociendo las dificultades en el plano económico, pero destacando logros a nivel institucional.

De arranque, admitió que “en estos cuatro años hubo muchas dificultades que no pudimos resolver”, pero destacó que “también hay muchos avances que son un antes y después en la República”.

“Hemos valorado nuestras instituciones, nuestra Justicia es más independiente, nuestra prensa es más libre, y nos integramos al mundo. Estamos más seguro ante el delito y el narcotráfico. Y la política es más decente”, señaló en su mensaje, que arrancó a las 20 y duró 39 minutos.

Además, sostuvo que, “si tomamos un poco de perspectiva, es la primera vez en 100 años que un gobierno no peronista y con minoría en ambas Cámaras logra terminar. Y esto no es el logro de un gobierno, es de todos los argentinos. Es un avance en nuestra democracia”.

“Sé, por supuesto, que los resultados de nuestras reformas económicas no llegaron a tiempo y lamento que no nos hayamos podido recuperarnos de la crisis que nos golpeó hace un año y medio, pero hoy estamos mejor parados.  El próximo gobierno va a poder apoyarse en muchas de nuestras reformas para iniciar un período de crecimiento", añadió.

A tono personal, dijo que “ser presidente fue un honor y una responsabilidad inmensa. Intenté en todo momento estar al servicio de todos, quise escuchar todos los puntos de vista para no equivocarme, y cuando me equivoqué busqué corregir mis errores lo más rápido posible”, afirmó.

 

 

Al hablar de infraestructura, su primer eje, Macri le apuntó directamente al kirchnerismo: “Cuando llegamos recibimos un país sin energía y con una estructura vieja que no permitía conectar a los argentinos entre sí, ni con el resto del mundo. La energía estaba en una situación dramática, había pasado de ser un país exportador a un país importador. Faltaban inversiones desde hacía años, había cortes de luz recurrentes y casi no existían las energías renovables”.

“Todos esos problemas están arreglados gracias a medidas que tomamos y también gracias al esfuerzo de todos los argentinos que en 2015 pagaban el 15% de sus facturas de gas y ahora pagan alrededor del 80. Volvimos a exportar gas y este año vamos a alcanzar equilibrio en la balanza energética”, precisó.

Sobre la Justicia, afirmó que ahora “funciona mucho mejor que hace cuatro años, con procesos más rápidos y más cercanos a las víctimas del delito”. Respetamos la independencia de los jueces y les dimos herramientas para que puedan investigar mejor”, aseguró. Y entre ellas destacó la ley del arrepentido y la ley de flagrancia.

El presidente saliente le dedicó “un párrafo” a la corrupción: “Los argentinos sufrimos durante mucho tiempo las consecuencias de la corrupción. Después de cuatro años dejamos un Estado en el que es mucho más difícil robar la plata de los argentinos. Siempre habrá pillos y ladrones en todos los gobiernos, pero el Estado tiene que asegurarse de que deje las huellas marcadas y poder atraparlo”.

En cuanto a la economía, admitió que no se “va satisfecho con cuánto creció la economía en mi mandato o cuáles fueron los resultados contra la inflación y la pobreza”, pero reiteró que “hoy estamos mejor preparados para crecer que hace cuatro años”.

“En 2015 enfrentamos una situación delicada que quisimos resolver de a poco, y durante algo más de dos años tuvimos éxito. En 2017, creció la economía, se recuperaron los salarios y bajó la pobreza, pero nos pusimos nosotros mismos en una situación demasiado frágil. Cuando tuvimos la sequía y se terminó el financiamiento, entramos en una crisis de la que no pudimos recuperarnos”, dijo.

 

 

También señaló que, a mediados de este año, la economía comenzaba a recuperarse y la inflación a bajar, “pero vinieron los resultados de las PASO del 11 de agosto generando otro salto en el dólar. Ese miedo al futuro, por el regreso del kirchnerismo, y la falta de un esquema macroeconómico lo suficientemente sólido nos hicieron retroceder varios casilleros”.

Dentro de su mensaje, cuestionó la herencia recibida de parte del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner: “Cuando llegamos tuvimos la triple misión de bajar al mismo tiempo el déficit, el gasto y los impuestos, que estaban todos niveles récords. En los tres logramos frenar la tendencia”.

Macri destacó que la gestión anterior dejó una deuda de 240 mil millones de dólares: “Ahora debemos más, es cierto, unos 310 mil millones, pero tiene una causa: tuvimos que tomar plata prestada y dos de cada tres pesos que tomamos fueron para pagar vencimientos de deudas de gobierno anteriores”.

El presidente buscó llevar claridad sobre el destino del préstamo otorgado por el FMI y dijo que “no hay misterio. El 95 % lo usamos para pagar otros vencimientos que teníamos. Y una parte está todavía en el Banco Central”.

En ese sentido, al hablar del Banco Central, comparó la situación que heredó: “Tenemos reservas robustas de 20 mil millones de dólares, cuando en 2015 las reservas eran negativas. Tenemos un dólar que es más real. El próximo gobierno no va a estar obligado a sincerar una moneda ficticia”.

En el cierre, se refirió a su rol luego del 10 de diciembre y manifestó que “voy a seguir acompañándolos desde la oposición, siempre de manera constructiva y responsable. Vamos a seguir juntos con una presencia sólida en el Congreso” y le dejó un mensaje a Alberto Fernández: “No tengo ninguna intención de poner trabas a propuestas sensatas y transparentes”.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS