lunes 18 de noviembre de 2019 - Edición Nº1820

Locales | 29 oct 2019

CON INTENSO DEBATE

Se aprobó en primera lectura la creación de ‘Río Grande Activa’

El proyecto de creación de la Sociedad del Estado municipal, avalado por la gestión municipal electa, consiguió los votos para su consentimiento, pero resta la audiencia pública y un nuevo tratamiento en sesión para su aprobación definitiva. Hubo fuertes cruces entre los ediles.


Por:
De nuestra redacción

Los concejales de Río Grande sesionaron por anteúltima vez en el año y si bien el temario era acotado y sin temas trascendentes, todas las miradas se centraron en la discusión sobre tablas de la creación de la Sociedad del Estado ‘Río Grande Activa’.

En efecto, el proyecto presentado por la concejal María Eugenia Duré fue aprobado en primera lectura con los votos positivos de la propia autora y de sus pares Alejandro Nogar, Raúl von der Thusen y Paulino Rossi. Por su parte, rechazaron la propuesta las ediles Miriam ‘Lali’ Mora y Verónica González.

La propuesta busca crear una Sociedad del Estado municipal -tal como ya existe en Ushuaia- que propiciará la participación de empresas privadas y el propio Municipio de Río Grande en la prestación de servicios esenciales, y aquellos que por su condición alcancen la mediana y gran escala.

El proyecto fue presentado varios días antes de su tratamiento y el tenor del mismo provocó posiciones en contra y varias adhesiones que primaron en el debate y que posibilitaron que la gestión entrante a cargo de Martín Pérez cuente con una herramienta que consideran fundamental para el desarrollo de la ciudad.

 

Contrapuntos

 

Durante el debate del mismo se produjeron varios contrapuntos. Por un lado, von der Thusen, Rossi y Duré avalando la propuesta, aunque cada uno con sus propios matices. Del otro lado, Mora y González también esgrimieron sus posturas, aunque marcadamente en contra de la propuesta.

Raúl von der Thusen arrancó asegurando que “la Carta Orgánica en el artículo 89, inciso 20, aprobada en 2006, ya pensaba en que el Estado municipal podía crear una sociedad de este tipo y son atribuciones de este cuerpo de concejales, no cometemos ninguna ilegalidad porque la Carta Orgánica nos habilita”.

“Tenemos que leer las normas que nos rigen, porque sino terminamos discutiendo proyectos que son desde el punto de vista jurídico, inviables”, aseguró, con una crítica por elevación a sus pares por varios de los temas tratados en comisión, al tiempo que retomó la cuestión aseverando que “este proyecto, por el contrario, está contemplado dentro de la propia Carta Orgánica y por eso debemos dar el debate y sumar opiniones a través de la audiencia pública”.

Además, dijo que “se generaron mentiras sobre lo que nosotros queríamos hacer. Nadie puede desconocer que el intendente electo Martin Pérez viene del campo nacional y popular, su defensa de los trabajadores ha sido persistente y por eso, a nadie se le puede ocurrir que Martín Pérez vaya a perjudicar a los trabajadores” y, enfático, cerró diciendo que “hay que dejar de mentirle a la gente”.

 

 

En contrapartida, la concejal Verónica González precisó que “se está desvirtuando la cuestión, estamos frente a un proyecto de ordenanza que va a dejar a futuro en manos de pseudo empresarios locales, el dominio de servicios públicos municipales que bien puede seguir haciéndose cargo el Estado municipal”.

“La lógica empresarial de acumular beneficios, tiene poco que ver con la mirada peronista que algunos se atribuyen. Este proyecto señala que la norma pretende, y esto me hace eco, mejorar la prestación de servicios, de todos los servicios”, aludió.

Además, reprochó que “no dejaron nada librado al azar” y cerró: “Yo tengo claro que los servicios dejaron hace tiempo de tener ese carácter y pasaron a ser derechos. Por eso, entiendo que van a dejar de ser derechos para transformarse en mercancías en manos de solapadas sociedades anónimas”.

 

 

Para el cierre, Paulino Rossi admitió que “me resulta incómodo opinar sobre un tema generado a partir de una interna política dentro del propio peronismo. Hoy no se plantean recisiones y quita de servicios, sino la posibilidad de que la próxima gestión tenga la posibilidad de volver a licitar, hacer una prórroga o darle intervención al Estado”.

“Hay que darle herramientas a la próxima gestión para que pueda solucionar problemas de los vecinos. El próximo intendente necesita esta herramienta, que no va a ser operativa el 1 de enero porque hay contratos vigentes, pero resulta una medida superadora”, explicó.

Finalmente, resaltó que “con este escenario limitante que propone el presupuesto y la realidad económica, tener herramientas que pueden ser bien utilizadas, se convierte en una posibilidad para que la próxima gestión evalúe qué es lo mejor para la ciudad”.

 

 

Cómo sigue

 

De acuerdo a lo que dicta la Carta Orgánica, los ediles tras la aprobación de la iniciativa en primera lectura deben convocar a audiencia pública en un plazo no menor a los 15 días. Dicha audiencia tendrá carácter no vinculante.

Tras ello, los ediles volverán a sesionar y allí, con los votos de los dos tercios de los presentes se aprobará definitivamente la propuesta. Es de esperar que, de acuerdo a los plazos vigentes, el proyecto pueda debatirse en la última sesión del presente período, a desarrollarse el martes 26 de noviembre.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
NOTICIAS RELACIONADAS
MÁS NOTICIAS