lunes 18 de noviembre de 2019 - Edición Nº1820

Política | 28 oct 2019

ELECCIONES 2019

Alberto Fernández es el nuevo presidente

Los primeros datos muestran una recuperación impactante de Mauricio Macri, que supera los 40 puntos, y muestran a Alberto Fernández arriba del 48 por ciento, lo que le permitió ganar en primera vuelta.


Por:
De nuestra redacción

Alberto Fernández ganó las elecciones en primera vuelta y es el nuevo presidente de Argentina, de acuerdo a los datos oficiales que de todos modos muestran un impactante crecimiento de Mauricio Macri respecto a las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

Con el 77 por ciento de las mesas escrutadas el candidato del Frente de Todos lograba el 48,10 por ciento de los votos, suficiente para evitar la segunda vuelta y asumir el gobierno desde el próximo 10 de diciembre.

La novedad del resultado de este domingo fue el notable crecimiento de Macri, que alcanzaba el 40,37 por ciento de los sufragios, ocho puntos más que en las primarias de agosto. Nuevamente, las encuestas fueron grandes derrotadas ya que no previeron el crecimiento de Juntos por el Cambio.

El presidente lograba además imponerse en seis provincias, cuatro más de las que ganó en agosto: Mendoza, Córdoba, Entre Ríos, San Luis, Santa Fe y Ciudad de Buenos Aires. Macri logró así recuperar su poderío en la zona centro del país, con excepción de la provincia de Buenos Aires.

Justamente en el distrito más poblado del país Alberto Fernández logró sustentar su triunfo nacional. Allí, el Frente de Todos rondaba el 52 por ciento (contra 36 por ciento de Macri) y Axel Kicillof se convirtió en el nuevo gobernador, con trece puntos de ventaja sobre María Eugenia Vidal.

El Conurbano bonaerense fue nuevamente clave para el triunfo del peronismo. En la Primera sección, Fernández le sacó más de 16 puntos a Macri y en la Tercera sección arrasó por 31 puntos. Alrededor de un millón y medio de votos de diferencia, sobre dos millones del total del país.

Además del rotundo triunfo en Buenos Aires, el peronismo sustentó su triunfo en las provincias de la Patagonia y el Norte, donde Alberto Fernández arrasó nuevamente y Juntos por el Cambio ni siquiera logró ganar en los distritos que gobierna, Jujuy y Corrientes.

El hecho de que el triunfo haya sido más acotado que en las PASO y de lo que se esperaba de acuerdo a las encuestas le marca a Fernández un comienzo de gobierno con menor poder político del que se imaginaba. Esto es, en otras palabras, mayor dependencia de Cristina Fernández Kirchner y su núcleo duro.

Más allá de que la remontada parece darle futuro político -y la posibilidad de liderar la oposición- más allá del 10 de diciembre, la derrota de Macri es histórica ya que se trata del primer presidente que intenta ir por la reelección y no lo logra.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS