lunes 18 de noviembre de 2019 - Edición Nº1820

Política | 14 oct 2019

DEBATE PRESIDENCIAL 2019

Pérez Bustos: “No fue un debate, fue una exposición reglamentada”

El titular de la consultora Neodelfos admitió que “los candidatos, en los debates, suelen tener más para perder que para ganar”. Según su punto de vista, Alberto Fernández y Mauricio Macri fueron “los mejores preparados”.


Por:
De nuestra redacción

El titular de la consultora Neodelfos, Leonardo Pérez Bustos, analizó el debate presidencial realizado el domingo en Santa Fe y trazó los aspectos salientes y las debilidades expuestas por cada uno de los candidatos durante la jornada.

“Lo que vimos ayer para la democracia argentina no constituyó un debate propiamente dicho. No hubo discusión; un debate tiene discusión, es para intercambiar ideas, para defender tu posición política e ideológica. Nada de eso sucedió”, consideró.

 

 

Asimismo, planteó que “fue una exposición demasiado reglamentada para mi gusto. Hay que tener en consideración que, en un debate propiamente dicho, cada candidato se prepara, pero también está listo para la improvisación y eso se nota o no en el debate. La intervención de ayer sirvió para ver a un par de actores bien preparados y otros que fueron más improvisados”.

 “Para el electorado significa algo durante el post debate, no durante el debate. Tenemos un público muy específico, la mayoría del electorado no estaba interesado en el debate”, aseveró el consultor.

Asimismo, aclaró que “el debate en otros países funciona porque el periodista puede preguntar sobre los temas de interés” y ejemplificó: “En la elección de Geoge Busch contra Bill Clinton, una participante le hizo una pregunta a Bush que cometió el furcio de mirar el reloj. Ese gesto fue replicado en el post debate y lo complicó mucho, porque mostraba desinterés. Los candidatos, en los debates, suelen tener más para perder que para ganar”.

 

Los candidatos

 

Pérez Bustos analizó la participación de cada uno de los seis candidatos. Empezó diciendo que “si miramos la intervención de Nicolás del Caño, la mayoría de su gesticulación fue correcta, se notaba que estaba entrenado y la mayoría del contenido que mencionaba, estaba dirigido a su electorado”.

Alberto Fernández fue claramente, si tenemos que medir ganadores versus perdedores, el gran ganador del debate, a excepción del gesto que utiliza el equipo de campaña de Mauricio Macri, por abusar del dedo acusador. Fernández no necesitaba mostrarse con ese nivel de agresividad; no hacía falta”, consideró.

Asimismo, precisó que “Roberto Lavagna subió al atril y se notó que era el menos entrenado de todos. Miraba papeles, miraba a la audiencia física que estaba en el lugar y que claramente no era relevante, porque lo relevante era la audiencia al otro lado de la cámara. Yo lo vi gesticular, intentando repasar sus resúmenes, algo perdido. Se notaba mucho”.

 

 

“En el caso de José Gómez Centurión, logró afianzara su núcleo duro. Fue al debate con un único objetivo, que es retener los votos de su espacio en las PASO. Fue a hablarle a su nicho, a abroquelar a su sector detrás de su discurso”, constriñó.

Por otro lado, dijo que “José Luis Espert, me parece, estuvo un tanto preparado, pero sigue teniendo actos fallidos en los cuales pudimos verlo durante la previa a la campaña electoral. No supo capitalizar en ese momento la dureza de su mensaje contra el sistema y en el debate le pasó lo mismo”.

“Para Mauricio Macri el balance fue muy positivo. Macri llegó preparado al debate, tuvo un hilo conductor entre lo que dijo y un entrenamiento previo. Sus intervenciones, sus palabras y gestos estaban medidos”, explicó y cerró diciendo que “su mensaje estuvo dirigido a un determinado segmento de electores para retenerlos, para que no se vaya ese voto blando”.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
NOTICIAS RELACIONADAS
MÁS NOTICIAS