domingo 31 de mayo de 2020 - Edición Nº2015

Provinciales | 12 abr 2020

FUERTE REPROCHE

Melella: “Si no nos preocupamos terminamos en una bolsa negra”

El mandatario provincial cuestionó la masiva salida de personas a las calles de las ciudades durante la Semana Santa. “Si alguien no se quiere cuidar, que no jorobe a los demás”, planteó.


Por:
De neustra redacción

El gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, calificó como “vergonzosa” la actitud de los vecinos -en particular en Río Grande- que salieron en forma masiva a las calles en Semana Santa, en clara violación del aislamiento social obligatorio.

En ese sentido, Melella negó de plano una “flexibilización de la cuarentena”, sino todo lo contrario: “Fuimos muy claros al decir que tiene que seguir. El mismo presidente fue claro y salió a decir que la cuarentena sigue y vino para quedarse. Tenemos que entender que no hay flexibilización posible. Por ahí se puede focalizar en algún sector económico, con mucho seguimiento y un gran protocolo”.

“Lo que pasó entre miércoles y jueves en la provincia fue vergonzoso. Muchos protestaban porque venían los vuelos, pedían cerrar las fronteras y esos días fue una joda, aun con los controles policiales. Esto es una responsabilidad personal y, si alguien no se quiere cuidar, que no jorobe a los demás”, reclamó.

Además, cuestionó: “No sé si quieren que nos pase lo de Estados Unidos o creen que a nosotros nunca nos va a pasar. Somos de carne y hueso y vamos a terminar en una bolsa negra igual que el resto si no nos preocupamos. Pareciera que está todo bien y no pasa nada”.

“Argentina y Tierra del Fuego hoy tienen la posibilidad de ver lo que pasa en el resto del mundo y cómo muere gente por todos lados, y no saben dónde ponerlos. No es una exageración del gobernador, es la realidad. Después protestan por todo, le echan la culpa al Estado y siempre la culpa la tienen los gobernantes, pero la responsabilidad es personal”, planteó.

Además, consideró que “no hay que salir de la casa y no hay que inventar permisos o excusas. Hay gente que un día va a comprar un peine, al otro día una colita para el pelo, al otro día una aspirina. Ahora no va a poder ir nadie a la farmacia si no tiene una receta médica”.

“Me dirán tirano, pero tenemos que ser más estrictos, lo mismo con el tema vehicular y las salidas. Hay una normativa nueva que estamos comunicando porque tenemos que cambiar esto también. Tenemos que entender que hay que elegir entre tener cientos o miles de personas que se van a morir, o cuidarnos”, cerró.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS