Primera Lectura Calendar 05 DE Sep 2022

Para Caparrós fue 'la síntesis de una escalada de violencia' desde el inicio de la gestión

slide1

La diputada nacional de FORJA, Mabel Caparrós, se refirió por Radio Universidad 93.5  al intento de magnicidio el pasado jueves de la vicepresidente Cristina Fernández y lo calificó como 'un hecho de una gravedad institucional y política que afecta a todo el país. Estuve en la conferencia de prensa del viernes y me alegró que estuviera invitado el senador Pablo Blanco y Juntos por el Cambio, porque en la provincia tenemos miradas distintas, pero estamos logrando estar juntos en un marco de respeto. Es una muestra de lo que deberíamos estar viviendo en la Cámara de Diputados', dijo.
El gobernador Gustavo Melella llamó a todo el arco político, y se esperaba algo similar del presidente Alberto Fernández, que no ocurrió. Sin embargo, la diputada no acusó recibo del mensaje presidencial del viernes y argumentó que 'el estado de crispación no ha terminado por este grave evento. Todos tenemos una parte de responsabilidad en esto. No es ni la totalidad del Frente de Todos ni la totalidad de Juntos por el Cambio. Pasó lo mismo en la pandemia y se dijeron barbaridades, pero tampoco son todos los de Juntos por el Cambio sino algunos referentes que funcionan de esta manera y han tomado el uso de la palabra para la violencia y la agresión como forma de destacarse en la política. Hubo un diputado que pidió la pena de muerte para Cristina y me parece terrible. Primero, hay que respetar la soberanía del voto en las urnas; y segundo, la forma de combatir una mirada política es con propuestas, no con el agravio, con el código penal, con las fake news. Cristina llegó por una mayoría de votos y debe ser respetada', subrayó.
'La escalada ha ido subiendo. Yo asumí en 2019 y se esperaba acompañamiento y apoyo, pero con la pandemia explotó la plaza, quemaron barbijos, y fueron hechos graves porque no descalificaban solamente al gobierno nacional sino a sindicalistas y a médicos que estaban abocados a atender la emergencia. Esa escalada terminó en esta síntesis, con un señor disparando a 10 centímetros de la cabeza de Cristina Kirchner. No la mató porque la bala no salió. Seguramente está siendo evaluado si hubo errores de la custodia, pero hay una escalada de violencia que nadie para y este señor es la síntesis. No sabemos si tiene algún problema mental, si fue un instrumento de alguien que quería que esto sucediera, pero no podemos estar viviendo esto', sostuvo.
'En la sesión especial respaldamos a la vicepresidente porque ya hubo sucesos con los vidrios de su oficina en el Senado, y además tenemos que defender el sistema democrático. Cuando ocurrió lo de Alfonsín, todo el arco político salió a repudiarlo y es la reflexión que deberían hacer todas las fuerzas políticas. Juntos por el Cambio pidió algunas modificaciones al proyecto de resolución que se presentó y una cantidad de tiempo de los oradores por bloque, y nosotros no tuvimos problema, porque todos queríamos hablar. Se hicieron negociaciones para poder estar todos sentados repudiando este hecho', expuso.
Para la diputada este atentado no justifica que en adelante comience a haber custodia armada en los actos públicos. 'Esto viene de la campaña política, porque Milei estuvo con un custodio armado y amenazó con sacar el arma porque alguien se quería subir a saludarlo. Uno no va armado a los actos políticos, va a disfrutar, a escuchar, pero nadie va con un custodio armado y eso hay que evitar, porque la política no es eso', dijo.
'Yo soy una persona pacífica, pero la violencia del discurso en la Cámara de Diputados me hacía saltar de bronca. Entramos en una escalada de violencia donde no se termina hablando de contenido sino de tratar de ganar una pulseada', cuestionó.
Como contraste, marcó que 'el viernes en cada rincón de la Argentina hubo manifestaciones en paz. La prensa de Río Grande se sintió tocada por lo que dijo Gustavo en la conferencia, pero no le echamos la culpa a la prensa y no hay que distorsionar. Nos referíamos a los grandes medios nacionales de comunicación que parece que les aumenta el rating si alguien va a insultar a Cristina. Cuando pasó lo de Cristina el jueves, estuvo Martín Tetaz en TN y entró en ese tránsito de denostar, de desvalorizar y de burlarse de lo que le había pasado a la vicepresidente, pero lo frenaron en seco y me encantó, porque de esos límites hablamos. No es controlar la libertad de prensa sino poner algunos límites éticos, porque los comunicadores también forman opinión. Lo que le pasó a Cristina le podría pasar a cualquier otro dirigente político y esto es lo que se debe repudiar. Podemos mantener las diferencias y discutir, pero no seguir con esta escalada de violencia', reiteró.
'Hay muchos periodistas nacionales que ya han tomado una decisión de dónde pararse para el 2023 y defienden a muerte eso. A esto nos referimos el viernes, y pedimos que nos paren cuando nos pasamos de violencia en un medio de comunicación, porque promueve la violencia afuera, y nosotros como políticos también tenemos que modificar esto', señaló con autocrítica.
'Podemos transitar este camino de una manera diferente y recuperar la política. Los viejos dirigentes políticos trabajaban juntos, pero hubo un cambio que tal vez tiene que ver con el avance en el uso de las redes donde se dice cualquier barbaridad, se puede insultar al otro de manera anónima. Algunas cosas que eran buenas hay que recuperarlas', propició.
Remarcó el comportamiento de los fueguinos porque 'el viernes había mucha gente que no está de acuerdo con Cristina y sin embargo estuvo para defender las instituciones y la democracia, y para repudiar este acto que fue gravísimo, como hace mucho no ocurría en la Argentina. Nosotros no vamos a permitir que esto se repita. Deseamos un pueblo en paz y hay que rechazar el odio. Nosotros tenemos que ser los actores principales de este cambio', sentenció.

Repudio y portazo

Este sábado el Frente de Todos y Juntos por el Cambio realizaron la sesión especial desde minutos antes de las 13, y la Cámara de Diputados aprobó un proyecto de resolución en repudio al intento de magnicidio que sufrió la vicepresidenta Cristina Kirchner, pero el bloque del PRO votó a favor y se retiró del recinto.
La sesión fue presidida por Cecilia Moreau y, a pesar del consenso al cual llegaron los bloques oficialista y opositor, Juntos por el Cambio decidió retirarse del recinto luego de la votación a mano alzada. 'En nombre del bloque del frente del PRO, junto al resto de las fuerzas políticas, hemos acordado un texto común de repudio a los graves sucesos ocurridos con el ataque e intento de magnicidio a la vicepresidenta de la Nación. Es por ello que luego de votar la resolución, y habiéndose cumplido el motivo de la convocatoria, nos retiraremos del recinto', comunicó Cristian Ritondo, y agregó su rechazo a que 'este hecho gravísimo sea utilizado con el objetivo de generar más dicciones, asignar culpables y convertirse en una tribuna para atacar a la oposición política, al poder judicial y los medios de comunicación, como lamentablemente vinimos escuchando en las últimas horas'.

Dejar un comentario