Primera Lectura Calendar 06 DE Jul 2022

"La UCR tiene que dejar de lado las mezquindades para volver a ser un partido grande", afirmó Gliubich

slide1

El radical Fernando Gliubich en diálogo con Radio Universidad 93.5 adelantó su intención de ser candidato de Juntos por el Cambio en el 2023, además de cuestionar la falta de respaldo del partido en elecciones anteriores.

A partir de la elección de convencionales, con la integración de dos actores del sector privado por Juntos por el Cambio sin trayectoria política previa, marcó cambios en el partido. 'Hay figuras emergentes y le adjudico el tercer lugar de Juntos por el Cambio a que tanto Ramiro Requejado como Myriam Canga no vienen de la política. Si se hubiese presentado Tito Stefani, Federico Sciurano o Liliana Martínez Allende, quizás el resultado hubiese sido otro. Yo valoro el gesto de ellos de involucrarse en la política y su posicionamiento es válido. Estas figuras emergentes se están dando en todos los partidos. Como sociedad estamos entendiendo que hay que involucrarse en este tiempo. Hay que participar y eso se está viendo de manera transversal', afirmó.

Deslizó críticas a la falta de participación de los líderes del partido. 'Dentro del espacio hay una tendencia a jugar algunas posiciones más seguras que otras y esto va a contrapelo con la situación que vivimos a nivel nacional, donde no se llevan adelante las reformas estructurales que necesita el país y esto tiene una consecuencia económica. Apelamos a la construcción de un espacio distinto pero el conservadurismo lleva muchas veces a no jugar, a las medias tintas y a quedarse en la mitad del río, y nos lleva la corriente', expuso.

'Nosotros perdimos un caudal de votos importante en la elección de Ushuaia y gran parte de esos votos se disiparon en otras fuerzas que pensamos que no eran tan significativas. Crecieron espacios como Republicanos Unidos y la estatuyente municipal marca el escenario político. No es menor que una vicegobernadora haya quedado en el lugar que quedó y fue un golpe muy bajo para el gobierno', subrayó.

Se le preguntó si hay mezquindades dentro de la UCR, porque los que encabezan son de Ushuaia, también los electos, y tiene muchos menos afiliados que Río Grande. 'No sé si hay mezquindades, si yo midiera más que Federico Sciurano para ir a una elección, la lógica sería que encabezara ese proceso. Para decir si hay un esquema de mezquindades dentro del radicalismo tenemos que saber cuál va a ser el próximo armado y la oferta electoral, cómo se va a dar la interna este año. Supongo que a fines de agosto el partido y el espacio de Juntos por el Cambio tenemos que discutir cómo se van a ordenar los liderazgos. Lo más probable es que esos cargos se diriman a través de una interna, pero quienes estamos trabajando de manera continua y queremos una provincia distinta, vamos a estar peleando en ese plano. Si hasta ahora fue gente de la ciudad de Ushuaia, seguramente el partido lo ha aprobado porque es muy orgánico. Yo voy a hacer todo lo posible para ser candidato en 2023 dentro de Juntos por el Cambio. Iremos a una interna y ahí veremos si la UCR y todos los actores del espacio tienen un esquema de mezquindad o no', anticipó.

Respecto de si las listas se van a definir en la provincia o en Buenos Aires como ocurrió en la elección anterior, consideró que 'sería un grave error no definir las listas en la provincia, porque hay no menos de 10 ó 12 figuras emergentes en Juntos por el Cambio que se encuentran trabajando de manera permanente. El trabajo local es muy grande y hay un nivel de inserción en todas las instituciones. Sería un grave error si la dirigencia del partido pretende repetir ese proceso. Yo soy defensor de la democracia y a veces reniego de algunos procesos, porque una cosa es ser orgánico en política, y otra remar en contra de la corriente. En la elección anterior el radicalismo quiso conquistar nuevamente una banca para la UCR, porque el último diputado fue Trejo, y cuando quise ser candidato faltó que llamaran a Fabiana Ríos nada más al espacio para jugar. No esperaba la bendición de nadie, pero me gustaría saber cómo se van a unir otros actores que participaron en su momento en Juntos por el Cambio, porque no los veo', cuestionó.

'La política es un tire y afloje y hay que ceder determinadas posiciones. La falta de intercambio de ideas y consenso ha provocado que los partidos se vayan cerrando cada vez más y pierdan un nivel de representatividad importante. Lo vemos con partidos históricos, que cada vez son más chicos, y el radicalismo no es ajeno a esto. Evidentemente algo estamos haciendo mal y, si no lo asumimos, hay un problema. Sabemos que es una provincia que en su mayoría adopta al peronismo como corriente política, y yo desde el día uno entendí que tenía que hablar con referentes de otros partidos, con comerciantes, colegas, para armar un proyecto político local, que comprenda a los fueguinos', planteó.

Escenario incierto

Gliubich hizo referencia al 'escenario incierto para el 2023, porque la Argentina pende de un hilo y no hay un gran acuerdo político. Tenemos que avanzar hacia un gran pacto de todo el arco político y eso se está buscando ahora. El conflicto más importante está dentro del gobierno mismo, porque hay una vicepresidente que no se hace cargo de las peleas internas y un presidente que aparentemente vive en otro país. La oposición no termina de construir un espacio y de consolidarlo, y también tiene una fuerte puja interna'.

'En ese esquema de mezquindades, el 70% de oposición no alcanza, porque un proyecto político se construye con consenso y hay que ceder. La Argentina es un país que tiene un poder de recuperación enorme, pero no de esta manera', manifestó.

Dejar un comentario