Provinciales Calendar 05 DE Ago 2022

Hoy se cumplen 11 años de la caída del histórico Puente Colgante

slide1
slide1
slide1
slide1
slide1
slide1
slide1
slide1

Tenía 110 metros de largo y lo sostenían 21 cables de acero, con siete tensores que lo sujetaban a cada lado del río. Nunca fue bautizado oficialmente, pero algunos lo llamaban 'El tropezón' o 'José Menéndez'. Para los que pudieron verlo aún en pie era simplemente el 'Puente Colgante'.

Fue construido en el año 1918 y se utilizó para unir las ciudades de Río Grande y Ushuaia, cayó sobre las aguas del río por el fuerte temporal de viento que azotó a toda la provincia de Tierra del Fuego.

El viejo puente colgante fue declarado 'Patrimonio Histórico, Cultural y Arquitectónico Municipal' y 'Monumento Histórico Provincial' (1994) y contó con media sanción en la Cámara de Diputados (2008) a la espera de un pronunciamiento en el Senado, para ser declarado 'Monumento Histórico Nacional'; a pesar de lo cual nunca se destinaron fondos ni esfuerzos para su recuperación, (aunque se registran reuniones e intentos de organizarse a tal fin.

En noviembre de 2018, dos representantes fueguinos en el Congreso anunciaron obras de "recuperación y puesta en valor", aunque ninguno de esos anuncios se cumplió hasta el momento.

Cayó hace 11 años, el 5 de agosto de 2011, pero su desenlace ya había sido anticipado otros cinco años atrás, en 2005, cuando la arquitecta riograndense Leticia Hernández alertó a las autoridades sobre la urgencia de encarar trabajos de preservación. En su tesis de grado, que versaba de hecho sobre preservación y conservación de bienes patrimoniales, la profesional proponía una serie de lineamientos que pretendía aplicar en el puente colgante.

'Ese día sentí que perdimos el ícono más importante que tuvo la ciudad', dijo en el documental 'Postal de un puente roto' (2012), donde recordó las dos presentaciones que encabezó en el Concejo Deliberante para brindar detalles de su trabajo, avalado por docentes universitarios que, analizando su estudio vaticinaban que la estructura del puente colgante no resistiría más de cinco años.

Ubicado a la altura del kilómetro 2.839, al pie del Cerro del Águila, el puente colgante nació a partir de la necesidad de José Menéndez de cruzar su ganado desde las estancias hacia el frigorífico CAP. El asturiano no llegó a ver los primeros animales cruzar por ese puente en 1920, cuando Río Grande ni siquiera se consideraba Colonia Agrícola, lo que ocurrió un año más tarde.

Doce días antes de la caída, el Centro de Antiguos Pobladores de Río Grande dio a conocer un petitorio acordado por vecinos que acudieron a un 'abrazo simbólico' del puente colgante. Pedían, entre otras cosas, una Audiencia Pública en un plazo máximo de treinta días, así como el 'inicio fehaciente de los trabajos anunciados por el Municipio'.

Además, solicitaban reformular la Ordenanza 1897/04 agregando el carácter de Patrimonio Turístico y Sentimental al carácter ya establecido en la ordenanza, y que establecía claramente la recuperación y mantenimiento del puente.

Se pedía también apoyo del Poder Ejecutivo y Legislativo municipal 'en procurar la sanción en la Cámara de Senadores de la Nación del proyecto de ley de Declaración de Monumento Histórico Nacional, sancionado en la Cámara de Diputados durante 2008.

En diciembre del 2010 jornada de fuertes e intensos vientos azotó la ciudad de Río Grande

El 13 de diciembre del 2010, una jornada de fuertes e intensos vientos azotó la ciudad de Río Grande, provocando que se desprendieran una serie de tensores del puente colgante ubicado sobre el río homónimo, quedando parte de esta estructura apoyada sobre sus aguas. Posteriormente, el 5 de agosto del 2011, por el aumento del caudal del Río Grande producto del deshielo, el puente colgante finalmente colapsó.

El 13 de diciembre del 2010, el viejo puente colgante de Río Grande comenzó a sufrir el colapso de su estructura, a raíz del temporal de viento que comenzó el día anterior. Un conjunto de factores naturales, (el régimen de mareas, la dirección e intensidad del viento, la crecida del Río Grande – producto del deshielo-, y los extensos bloques de hielo que flotaban en el curso del río) colaboraron en la caída final de la estructura. El puente se desprendió en su acceso Sur y solo era sostenido en el acceso Norte por unos cuantos hierros retorcidos. Tres cuartas partes de la vieja estructura flotaban sobre el río, muy cerca de los pilotes de concreto del puente vehicular de la ruta Nacional 3 actualmente en uso.

Dejar un comentario