PROVINCIALES

SORPRESIVA NOTICIA

Hondo pesar en la UNTDF por el fallecimiento de Domecq

La vicerrectora de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, Sandra Urciuolo, recordó la figura del rector normalizador de dicha casa de estudios, recientemente fallecido. “Fue para todos nosotros un ejemplo, nos marcó el rumbo a seguir en muchos aspectos”, precisó.

Domecq participó activamente de la vida académica de la UNTDF en su primera etapa.
Domecq participó activamente de la vida académica de la UNTDF en su primera etapa.

La vicerrectora de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego (UNTDF), Sandra Urciuolo, recordó con emoción el aporte realizado por el rector normalizador de dicha casa de estudios, Roberto Domecq, quien cesara en su existencia el día de ayer.

Urciuolo (escuchar audio) destacó que “estamos todos muy conmocionados con la muerte de Roberto. Él fue el rector normalizador, el organizador de la universidad y fue además para todos nosotros un ejemplo, nos marcó el rumbo a seguir en muchos aspectos”.

“Era un luchador, un hombre vital y muy joven, siempre con ideas y nuevos planes, siempre apostando a cosas novedosas para la universidad porque veníamos de una pequeña sede en la Universidad de la Patagonia San Juan Bosco y la nueva UNTDF nos cambió totalmente el panorama”. Precisó.

Asimismo, destacó que “nos abrimos a nuevas carreras pero también a una mucho mayor vinculación con el territorio, que era su gran propuesta para esta universidad, una universidad que apostar a la gran construcción del territorio”.

Finalmente, Sandra Urciuolo manifestó que “nos dejó esa visión que compartimos con él, porque en nuestro plan estratégico respetamos esa visión, con nuestra impronta y agregando cosas, pero hemos tomado esa visión y la hemos hecho nuestra”.

 

Educación y territorialidad, sus desvelos

 

Roberto Domecq nació en abril de 1930, en la ciudad de Olavarría Buenos Aires y cursó sus estudios en el Colegio Nacional y en la Universidad de Buenos Aires, en el área de Economía. En los ‘70, en la peor época de la Argentina, vivió a la fuerza en Francia donde pasó su tiempo estudiando y trabajando en ámbitos académicos de excelencia.

Prestó servicios en la Fundación para el Desarrollo Humano de la Patagonia; fue asesor para las relaciones entre el sector privado y el PNUD en Argentina (en la ONU); en el Banco Interamericano para el Desarrollo (BID), y en la Organización de los Estados Americanos (OEA), como director del proyecto para Desarrollo de la Patagonia.

La carta de presentación de Domecq incluyó cargos honoríficos como lo son ser rector organizador de la Universidad Nacional de General Sarmiento entre 1993 y 98, donde fue nombrado profesor emérito; rector de la Universidad Nacional del Comahue entre 1973 y 1975 y participó del proceso de normalización de la Universidad Nacional de la Patagonia.

Entre el año 2010 y 2015, Roberto Domecq asumió el desafío de organizar la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, creada mediante la Ley Nacional 26.559 con el objetivo estratégico de promover, a través de la docencia y de la investigación, la construcción social del territorio, el desarrollo sostenible, la valorización de los activos humanos, naturales y económicos de la provincia.

Siempre abierto al diálogo y al debate, Domecq se caracterizó por su simpleza de conceptos y por fomentar el ámbito de estudio como uno de los principales desarrolladores del ser humano, como así también la importancia de sustentar la territorialidad para afianzar el lazo entre pueblo hermanados bajo la misma bandera.


Audio relacionado

Sandra Urciuolo



MÁS DE PROVINCIALES
PROVINCIALES
Tita al momento de la firma del documento. Lo flanquea Gorbacz.

MESA DE DIALOGO

. El secretario Coordinador de Gabinete del Municipio de Río Grande, en representación del intendente Gustavo Melella, pidió que “se convoque a una mesa de trabajo y que sea una instancia para que llevemos soluciones desde acá”. “Porque el 70 % de la industria está en Río Grande, nos deberíamos haber sentado mucho antes”, aseguró Tita.