LOCALES

HISTORICA JORNADA

Las calles de la provincia se cubrieron de verde y violeta

Los colores símbolo de la lucha por la igualdad de género y la despenalización del aborto cubrieron las calles de Ushuaia y Río Grande donde las movilizaciones fueron masivas.

La movilización en Ushuaia convocó a miles de mujeres, tal como ocurrió en Río Grande.
La movilización en Ushuaia convocó a miles de mujeres, tal como ocurrió en Río Grande.

Miles de mujeres y hombres de Río Grande y Ushuaia salieron a las calles para reclamar igualdad de género y despenalización del aborto en el marco del paro internacional de mujeres por el Día Internacional de la Mujer.

A tono con la convocatoria nacional y aprovechando el buen tiempo que reinó en ambas ciudades, los colectivos feministas, organizaciones civiles y sindicatos de ambas ciudades coparon las calles para visibilizar una demanda absolutamente instalada en la opinión pública.

De forma pacífica y cantando a coro consignas que revalorizan el rol de la mujer en sociedad, las banderas, pancartas y pasacalles que adornaron la jornada tuvieron dos colores distintivos: violeta, que identifica al colectivo ‘Ni Una Menos’ y verde, el elegido para identificar la lucha por la despenalización del aborto.

La movilización recorrió las principales calles de los centros de Río Grande y Ushuaia. En el caso de Río Grande, los manifestantes se congregaron como parada final en Belgrano y Mackinlay. Allí, leyeron un extenso discurso conformado a partir de un documento conjunto.

 

En Río Grande, la movilización convocó a cientos de mujeres y hombres.
En Río Grande, la movilización convocó a cientos de mujeres y hombres.

 

El discurso

 

Por segundo año consecutivo, en Tierra del Fuego, en Argentina y en el mundo, las mujeres nos declaramos en huelga. Estamos juntas y no tenemos miedo. Hoy, en todo el mundo nuestra voz se alza y gritamos organizadas por nuestras vidas. En más de 30 países, hoy, ahora, estamos diciéndole al mundo: ¡Si nuestras vidas no valen, produzcan sin nosotras!

Vivimos múltiples violencias y desigualdades, en la calle, en los hogares, en nuestros trabajos, la política y la economía. ¡El sistema hetero patriarcal nos oprimía y nos rebelamos! Le decimos basta a las violencias, basta a las muertes. Buscamos la transformación del mundo y exigimos al Estado y la sociedad en su conjunto un cambio radical donde las mujeres seamos libres e iguales.

Estamos en alerta. Estamos en emergencia. Nos movilizamos porque nos siguen matando. 254 fueron los femicidios en el 2017. En Argentina una mujer es asesinada cada 30 horas por el hecho de ser mujer. 3 mil niñas, niños y adolescentes han quedado huérfanos por femicidios desde el 2008 en Argentina.

Porque los números nos dicen que el problema no se resuelve, exigimos financiamiento para los programas de prevención de la violencia contra las mujeres y protección de las víctimas. Exigimos presupuestos con perspectiva de género y que se capacite a las y los trabajadores públicos para acompañar adecuadamente a las mujeres en situación de violencias.

3231 niñas, adolescentes y mujeres adultas permanecen desaparecidas. Entre ellas, Sofía Yasmín Herrera. La desaparición de mujeres se vincula en muchos casos a las redes de trata, que siguen operando en nuestro país gracias a múltiples complicidades. Es necesario que la ley contra el delito de trata se profundice en su aplicación para terminar con este flagelo.  

Compartí esta noticia